Complejidad, equilibrio y finanzas: conceptos y herramientas para la gestión de empresas sostenibles

Contenido principal del artículo

Autores

Jorge Saravía Ríos

Resumen

Las organizaciones insertas en un entorno complejo deben ser estructuras dinámicas y flexibles, con capacidad de fijar metas concretas y construir metodologías efectivas para guiar y monitorear su avance en la dirección correcta. Quizá la meta más universal para una organización compleja es el ser sostenible; el problema de la sostenibilidad como meta es que puede observarse desde un gran número de perspectivas y generar diversas interpretaciones.

Peguntas como ¿Ser sostenible acaso no significa ser mediocre? ¿A quién le interesa ser sostenible, al accionista o al empleado? ¿Qué se gana siendo sostenible? ¿Ser sostenible significa tener más plata? ¿Ser sostenible equivale a tener la mayor participación en el mercado? ¿Soy sostenible si soy rentable? dejan ver que sin una estandarización de ese “ser sostenible” y sin la existencia de un modelo formal que permita su “medición” no será posible usarlo como meta y no se contará con una herramienta válida de gestión.

Detalles del artículo

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.