El “Goodwill” como alternativa de valuación patrimonial

Contenido principal del artículo

Autores

Clara Elena Castillo Flórez

Resumen

Resumen 

En la primitiva Sociedad feudal la vida económica se desarrolla sin uso del dinero. Era una economía de consumo en la que cada aldea feudal prácticamente se basaba a sí misma, producía  y consumía todo lo que se requería. Pero no lo fue siempre, vino un tiempo en el que creció y creció hasta afectar profundamente la vida de la edad Media. Posteriormente, cuando el comercio se hacía en pequeña escala y se limitaba al mercado local, el productor y el comprador negociaban directamente entre sí y había poca necesidad de medios impersonales para la identificación. A medida que el negocio cara a cara se tornó menos común, la “localización” del establecimiento  llegó a tener  especial importancia y fue la base del Goodwill. La producción de las mercancías empezó a centralizarse en regiones especializadas y el mercado continuó extendiéndose

El artículo podría llegar al consumidor final únicamente a través de una larga serie de intermediarios. La relación entre el fabricante y el comprador se volvió muy impersonal y consecuente se hizo relativamente urgente el uso de ciertos “medios de identificación”, con el fin de poder reconocer y retener la calidad del producto y la reputación del fabricante. Es por eso que el carácter del negocio determinará el grado de expansión y también la forma consistente que tomará su Crédito Mercantil o Goodwill. El concepto de Goodwill se ha desarrollado y extendido simultáneamente con la expansión de las unidades comerciales en tamaño y complejidad. Más tarde el concepto se amplió para incluir relaciones industriales  y financieras. 

Palabras clave:

Detalles del artículo

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.